Con la aprobación y entrada en vigor de la esperada Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, se implantan una serie de medidas que acentúan el atractivo de la economía española a ojos de los inversores extranjeros. Entre las ventajas aportadas por la nueva ley se encuentra la concesión de permisos de residencia a aquellos extranjeros que adquieran inmuebles con un valor neto, es decir, sin cargas de ningún tipo, de 500.000 € o más. Esto representa una gran oportunidad para inversores extracomunitarios que, además de obtener el permiso de residencia, se beneficiarán de la situación económica española, puesto que el coste de las viviendas ha caído de forma considerable, acumulando un descenso del 38,6%, desde los importes máximos alcanzados a finales del ejercicio 2007.

Suscríbete al blog:

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

© Copyright 2016. Web diseñada por Fátima Cortell | Diseño Web | Todos los derechos reservados a Enrique Carbonell | Abogados | Política de Privacidad